ARCHIVO

Transferir tecnología a la sociedad

Mejorar la calidad de vida de las personas; de los animales; dotar a profesionales de herramientas más seguras para su tarea; brindar mayor seguridad a la ciudadanía parecen todos enunciados de un dirigente político que busca votos en la presente carrera electoral pero son objetivos concretos que persiguen investigadores, científicos, tecnólogos o profesionales que desarrollan sus tareas en el Parque Tecnológico del Litoral Centro Sapem.

Las 31 hectáreas del Parque ubicadas entre la Ruta 168 y la laguna Setúbal reúnen desde ideas de negocios hasta empresas ya radicadas en el lugar que en la mayoría de los casos no hacen más que transferir a la sociedad el desarrollo científico o tecnológico para el cual los profesionales se prepararon en las universidades de la zona.

“Hay que hacer investigación básica que es muy importante, pero hay que transferir tecnología a la sociedad. Nadie se olvida de Sabin, de Pasteur, de Fleming”, señala -convencido- Amadeo Cellino, gerente general del Parque en una recorrida por las instalaciones. En una oficina, bioingenieros desarrollando implantes óseos heterólogos; en otra, ingenieros trabajando en software para el tránsito; más allá, otros preparando instrumentos para la tarea del odontólogo. Afuera, albañiles levantando o ampliando los espacios de firmas ya radicadas como son los casos de Zelltek o Laboratorio Zoovet.

El Parque muestra la otra cara de Santa Fe, la ciudad del conocimiento, del desarrollo científico donde el gramo de algunos de los productos que surgen del lugar se cotiza en miles de dólares y donde se necesitan cada vez más número de profesionales universitarios.

“Debimos explicar al gobierno nacional que generamos empleos, que generamos productos y lo entendieron”, acota Cellino quien reconoce que la Nación se interesa por la ciencia y tiene presupuestos para destinar al sector. Como prueba de ello en un lote ya se inició la ampliación de la planta de Zellteck que junto al laboratorio en la facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas lograron un subsidio de 38 millones de pesos para producir un medicamento contra la artritis y el llamado factor 8 de coagulación. “Cuando alguien necesite esos medicamentos y los pueda adquirir mucho más baratos de lo que hoy cuesta importarlos se dará cuenta de la importancia de estos hechos”, dice con orgullo este bioquímico que varias veces fue decano de esa facultad en la UNL.

El PTLC fue inscripto en los últimos días en el Registro Nacional de Parques Industriales (Renpi) y gestionó fondos del Plan del Bicentenario destinados a financiar proyectos productivos, al sector de la construcción y fundamentalmente para ampliar los parques industriales existentes. Sería inminente la adjudicación de una partida de dinero para mejorar la infraestructura de caminos internos.

Paso a paso

Entre ideas de negocios pre incubadas, egresadas pre-incubación, unidades de negocios incubadas; egresadas en incubación, empresas prerradicadas y radicadas ya son 33 los emprendimientos que están o estuvieron en el Parque.

El proceso tiene cuatro etapas que se inician cuando un interesado llena un formulario que es una especie de plan de negocios sobre el desarrollo de una idea, el posible mercado, etc., solicitud que es analizada por la gerencia que en caso de considerarla posible cita al interesado y si pasa la etapa se lo expone ante el directorio y puede dar lugar a una pre-incubación.

La pre-ncubación es una oficina separada en boxes donde el Parque ofrece servicios de Internet, telefonía, fotocopiadora y apoyo logístico y técnico para el desarrollo.

Para autorizar luego la radicación debe ser el proyecto de base tecnológica, caso contrario se instalan luego en otro lado como ocurrió con Software Santa Fe, Hidraton o Epifanía, por ejemplo. En cambio, las de base tecnológica pasan a la incubadora, sitio que hoy está con sus oficinas completas. Ya en la incubadora, se paga alquiler al Parque que con sus líneas gerenciales gestionan apoya económico o armado de negocios especialmente ante necesidades del Estado en sus distintos niveles.

Las firmas que deciden prerradicarse en contenedores ya abonan un alquiler de 4 dólares por metro cuadrado por mes más expensas durante tres años con opción a dos más. La prerradicación es el paso previo a la radicación como son los casos de Zelltek y Zoovet, ésta última en plena etapa de expansión para cumplir con requisitos exigidos por la Unión Europea para permitir el ingresos de productos veterinarios en ese continente. El Parque a las firmas radicadas le cobra un alquiler por la concesión del terreno y exige el cumplimiento de normas ambientales y laborales pero ya su etapa de comercialización es absolutamente independiente.

“La clave es la gestión. Se debe investigar, se deben hacer patentes para aprovechar el desarrollo y transferir a la sociedad lo que ella aporta al mundo científico con el pago de impuestos”, afirma Cellino recordando la etapa en que Menem y Cavallo decían que era mejor comprar afuera y no investigar. “Hoy Invap hace radares, la Argentina tiene el único satélite infrarrojo para medir catástrofes y todo es ciencia aplicada”, señala con orgullo.

El PTLC SAPEM
El Parque Tecnológico del Litoral Centro es un lugar pensando para propiciar la interacción entre el sector científico y empresarial. En las 31 hectáreas realizan sus actividades de investigación y apoyo tecnológico el Centro Científico Tecnológico (CCT - Santa Fe), el Instituto de Desarrollo Tecnológico para la Industria Química (Intec) y el Centro Internacional de Mecánica Computacional (Cimec), dependientes de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

La sociedad está compuesta el sector científico (UNL e institutos de investigación); gubernamental (gobiernos de Santa Fe y Entre Ríos y las municipalidades de ambas capitales) y empresarial (CGE, CGI y empresas radicadas).

El presidente actual del Parque es Enrique Mamarella por el Conicet-UNL.

/// IMPORTANCIA

Cellino subraya la importancia de que la Nación entendiera que esto es también un parque industrial a la hora de ser considerado por los programas del Ministerio de Industria. “¿Cuál es la diferencia? El Parque Tecnológico tiene que tener una universidad, un instituto de investigación atrás y por eso es sólo de base tecnológica. Si alguien quiere venir a fabricar bulones, si reúne los requisitos podrá hacer hasta la incubación del proyecto, pero la radicación la deberá hacer en un área o parque industrial. Acá se quedan las de base tecnológica”.

Las 33

2 ideas de negocios están preincubadas hoy.

8 egresadas están en preincubación.

10 son las unidades de negocios incubadas.

9 son las firmas egresadas de incubación.

2 empresas están ya prerradicadas.

2 son las firmas ya radicadas en el Parque.

Sistema de prerradicación
Bioingredients e Incubatech S.A. son las dos empresa que se encuentran en la etapa de prerradicación en el Parque Tecnológico del Litoral Centro.

Bioingredients apunta a producir esencias orgánicas, desarrollar nuevos productos con escala industrial. La empresa se formó en el 2005 aunque desde treinta años antes dos docentes universitarios habían formado un “spin off” destinado a la investigación, desarrollo y comercialización de productos químicos sintéticos con aplicación en la industria alimenticia, de aromas y sabores. En enero del año pasado firmó su contrato de prerradiación en el Parque.

Incubatech se dedica a la aplicación de tecnologías en procesos productivos, principalmente destinado a sustituir importaciones. Llegó a la incubadora en el 2004 para desarrollar tecnología para obtener una enzima para uso en la industria alimenticia así como para hacer productos farmaceúticos biotecnológicos. En septiembre de 2009 firmó el contrato de prerradicación en el Parque.

Fuente: El Litoral

Usuario:

Contraseña: