ARCHIVO

Innovador modelo creado por un santafesino viajará a China

Tras una década de realizar pruebas y reunir los elementos para trocar su “visión” en “realidad” Juan José Mondino logró, en 2009, una patente de innovación tecnológica por el diseño de la pata de empuje náutica Puyer. Desde entonces, su modelo no dejó de abrirle puertas, al punto de que -asegura- está presente en el mercado con un promedio de ventas de una unidad y media semanal. Y por estos días prepara sus valijas para partir a China el próximo 4 de noviembre como integrante de la Primera Misión Comercial y Cultural organizada por la Unión Argentina de Jóvenes Empresarios (Unaje), que tendrá escalas en Shanghai y Beijing.

Generar los primeros contactos en un mercado como el chino motiva vastas expectativas a este emprendedor que hasta el momento, dada la “juventud” de su producto, solo mantuvo contactos con países limítrofes como Brasil y Paraguay, que están interesados por la pata Puyer. “Esta sería una oportunidad de salir al mundo, aunque para eso haya que tener volumen. Están las mejores expectativas. Creo que China es un continente dentro de otro continente”, aseguró Mondino.

El mayor potencial de este desarrollo en el país asiático está, en la óptica de su creador, íntimamente relacionado con los motores que usa, de origen japonés, americano y chino. “China tiene la facilidad de producirlos en volumen. Podrían adaptar mi desarrollo a sus motores y recíprocamente proveerme del volumen para la fabricación en masa de mi producto, para poder abastecer desde acá a los países limítrofes”. Algo que, en una proyección a mediano plazo, podría movilizar la industria regional: para montar la pata Puyer hacen falta piezas nacionales y el trabajo de torneros, soldadores y pintores.

La Unaje, entidad que impulsa el viaje, es una asociación civil sin fines de lucro que agrupa a empresarios y emprendedores a través de organizaciones provinciales. Se creó en 2006 y obtuvo personería jurídica en 2008. Tiene como fin que sus empresarios crezcan y con ellos sus empresas y pone a su disposición herramientas de formación, representación e internacionalización y promueve la formación dirigencial.

Capacidades y usos

La pata de empuje náutica Puyer es definida por su propio creador como un invento “revolucionario”. Se trata de una transmisión articulada que se aplica a motores de eje horizontal de 4 tiempos con potencia de entre 2,5 y 25 HP. “Para el común de la gente, es un motor que se aplica a infinidad de usos, desde ordeñadoras hasta bombas de agua. Yo lo apliqué a un sistema innovador, la pata de empuje náutica, y se usa convencionalmente como si fuera un motor fuera de borda. La característica es que es 4 tiempos, no de 2 tiempos, por lo que tiene mucha fuerza”, explica.

Para tener una dimensión de las aptitudes de su producto, Juan José Mondino explicó que “un motor de 5 ó 6 HP aplicado a nuestra pata de empuje equivale a la misma potencia de un motor fuera de borda de 10 HP. Porque el fuera de borda, por la forma de la transmisión pierde mucha potencia y la pata de empuje aprovecha el 100% de uso del motor”. Pero la característica más importante es que, gracias al trabajo de la pata no desgasta el motor. “Trabaja holgadamente, liberado, y sin embargo tiene traslación. Esa es la innovación”.

En la práctica, el abanico de usos del modelo es amplio: admite desde actividades recreativas hasta acciones de salvamento en puntos acuáticos inhóspitos. “Permite llegar a lugares prácticamente inaccesibles, de muy bajo calado. Si la embarcación flota en 20 cm. de agua y tenés que hacer 10 km., con un motor fuera de borda convencional no podés. Pero con este sistema te podés trasladar, mientras el bote no quede varado”, resumió el emprendedor.

“Existen otros productos parecidos, pero la innovación que tiene me ha dado la posibilidad de tener una patente”, aseguró Mondino. De hecho, a partir de este logro pudo llevar su labor al Parque Tecnológico del Litoral Centro, donde está en pre incubadora, justamente la instancia que le permitió en los últimos dos años posicionar su producto.

“La pata Puyer no es para usar en una embarcación para ir a esquiar. Pero sí para pescar, cazar o entrar a lugares inaccesibles. Incluso logramos entrar en zonas de pantanos”. Juan José Mondino - empresario

En pocas palabras
Al trabajar sobre el nivel de flotación, la pata Puyer sirve para navegar en espejos de agua de escasa profundidad y mucha vegetación.

Se adapta a cualquier embarcación y se presenta en diferentes motorizaciones desde 5 HP, en motores de 4 tiempos de eje lineal.

Cada motorización puede complementarse con accesorios opcionales como acelerador manual, arranque eléctrico, luz de navegación y funda cubremotor.

Una ayuda en la inundación
Cuando la ciudad se vio afectada por la inundación del río Salado en 2003, Mondino ya trabajaba en los bosquejos que darían lugar a su “invento”. En diálogo con El Litoral, recordó que durante la tragedia hídrica asistió a algunos amigos con su pata de empuje náutica adaptada a una embarcación. “Le pegaba al techo de los autos y no se rompía. En cambio, los motores fuera de borda sí se rompían. Es decir, que facilitaba el traslado de personas en espejos de agua muy intensos y de bajo calado, con muchos inconvenientes abajo”, explicó.

Fuente: Diario El Litoral

Usuario:

Contraseña: